¿necesito ayuda espiritual ¿tu puedes ayudarme?

estoy pasando un momento dificil en mi vida con respecto a mi espiritu… y necesito quien pueda darme una mano..
un consejo, unas palabras, algo que me sirva para aclarar mi mente…

el momento consiste en que estoy en duda de un llamado de Dios,
nose si me quiere para ser sacerdote o algo de eso… o solamente quiere que lo sirva como lo vengo haciendo hasta ahora..

desde ya muchas gracias por ayudarme
SiempreEstareContigo
PIMPOLLO lo dificil no es ecuchar el llamado, sino saber para que estas llamado…
entiendes la dificultad ahora?

18 comentarios en “¿necesito ayuda espiritual ¿tu puedes ayudarme?”

  1. ک○ℓ١عℓ

    Piensa siempre 3 veces antes de hacer algo
    Mira tu presente y esa desición qué afectara en tu futuro que cosas dejarás de hacer, qué ganarás qué perderás….

    ponlo en una valanza y verás lo que más te combiene.

    SI deseas ser sacerdote entonces ya sabrás que ellos no tienen familias y que viven solo dedicados a la religión por el respto de su vida.

  2. Es complicado sentirse así, pero ser sacerdote, no creo que sea eso tu llamado, si le sirves a Dios y crees estar bien, sigue haciéndolo así como hasta ahora, mi consejo es que pienses bien las cosas antes de tomar decisiones.

  3. Si llegaste a oír voces o algo parecido ( no eres claro en lo que dices) tienes que tener cuidado, porque pueden ser espíritus (personas en el lado espiritual) que se divierten contigo o quieren perjudicarte, no tienes certeza. Para ser sacerdote se necesita vocación para eso. Se puede servir a Dios de muchas maneras, no es sólo como sacerdote.

    Si crees que estás obsesionado espiritualmente, te voy a indicar un lugar excelente, donde no cuesta nada, donde no hay nada malo o que asuste y donde podrán ayudarte con tu problema. Es en una Federación o Centro Espiritista kardecista, de las enseñanzas de Allan Kardec.

    Si estás en Argentina es: Confederación Espiritista Argentina; si estás en México es: Central Espírita Mexicana; pero hay en muchos países. Puedes ir allá con toda confianza que te van a ayudar. Las enseñanzas de allá son cristianas y no orientales…….Paz a todos
    .
    ………………………

  4. No entiendo el por qué de momento DIFÍCIL
    Por lo que dices has recibido un llamado,de éso no hay dudas.
    necesitaría mas detalles sobre el llamado.
    cordialmente: Horacio

  5. Conviene que aprendas a vencer tu voluntad,Si quieres llevar vida Religiosa,conviene que te hagas simple por Cristo.
    El habito y la tonsura no ayudan mucho,el cambio de costumbres y la total mortificación de las pasiones FORMAN al verdadero religioso.

    La Vida del que se ha ENTREGADO a Dios debe de resplandecer de toda clase de VIRTUD para que interiormente,sea como aparece a los hombres exteriormente.

    Las practicas religiosas personales NO deben hacerse de modo llamativo,porque en PRIVADO se cumplen con mayor fruto.

    BUSCA tiempos aptos para examinarte y piensa con frecuencia en los beneficios de Dios.

    Es un Honor muy grande para una familia Cristiana ver a alguno de los hijos ordenado Sacerdote y celebrando la santa Misa.

    PIDE PARA TI ESA GRACIA.

    La DIGNIDAD del Sacerdote es muy grande porque es MEDIADOR entre Dios y los Hombres. en INTIMA UNIÓN con el SUMO SACERDOTE,CRISTO.

    Un Fuerte abrazo en CristoJesús desdeJapon unida en la misma FE. Milagritos.

  6. Hola!
    Dios es grande y te está llamando.. para que lo sigas en su Santa Palabra, lo que puedo decirte es que ser sacerdote no es el llamado que te está haciendo Dios, tu espítiru necesita un gran cambio y tu puedes lograrlo orando con mucha fe y leyendo sus sabias Palabras que son el Pan de Vida que es la Biblia, presta mucha atencion a lo que vas a hacer, piensa detenidamente pidele a Dios que te ilumine tus pasos si aún no te has decidido, en el momento justo Dios va a decidir por ti.

  7. Le preguntas a tu hermanito menor que esta atrás de ti , teniendo a tu sabio abuelo enfrente de ti.

    A lo que me refiero es que a quien le debes de preguntar es a DIOS directamente por medio de una oración, no un rezo, una ORACIÓN.

  8. Si deseas servir al Señor ok, eres llamado a la obra, todo el que desee un llamamiento o desee ser llamado a obispado bien que lo puede ser, solo que se requiere que sea un hombre bueno de cordura, no dado al vino, no borracho y ESPOSOS una sola mujer, y que tenga amor por la obra, el Señor le dijo a susu discipulos, id por todo el mundo y proclamad mi evangelio. el que creyera y feura bautisado sera salvo mas el que no, sera condenado,

    Jesus no pide otra cosa, ni guardaar selivato ni vivir de las limosnas ni deizmos de la iglecia,

    Puedo entender tus dudas al respecto, e dire lo qeu dicen los concedores de la vida ANTE LA DUDA LA RESPUESTA ES NO y te dier que tiene sentido. deja que los que si estan convencidos de seguir un selivato lo intenten, tu que no estas desidido ni lo intentes, solo te veras perjudicado, tarde que temprano dejaras lo uno por lo que mas deseas, formar una familia y asi servir a tu Dios

    de vdd pueses servir a tu Dios si formalizas una familia y crias tus hijos en amor y hermandad los unos para con lso otros, bajo la ley de DIos

    animo que lo lograras

  9. Lo lógico y lo adecuado es que le pases esta consulta a un sacerdote. Con él podrás hablar ampliamente y él entiende de qué va el asunto. Por algo han sido a lo largo de la historia «consejeros espirituales».

    Nosotros, no, más bien no. Y a fin de cuentas, si decidieras entrar en el sacerdocio necesitarías dirigirte igualmente al sacerdote de tu parroquia primero para que te diga qué proceso has de seguir. Un buen sacerdote, además, cuestionará tu vocación o tu llamado, lo pondrá a prueba. En general, los católicos no son de aquellos que piensan que «contra más seamos, más reiremos»; son bastante duros en cuanto a admitir religiosos, aunque hagan falta vocaciones.

  10. Por: Valeriano Martínez Alcaraz

    Diócesis de Cartagena

    1. ¿Cómo surgió mi vocación? Siempre tenemos idea de que Dios cuando actúa, lo hace por medio de grandes signos, o que cuando un joven decide seguir el camino de ser cura es porque en su vida le ha ocurrido algo extraordinario. Y sí que ha ocurrido algo extraordinario, pero sin nada del otro mundo. Dios cuando llama a alguien para seguirle por el camino del sacerdocio, se sirve de los medios más sencillos y de las cosas que menos importancia les damos.

    En mi caso, yo no tuve ninguna aparición de ángeles ni nada por el estilo. Nací en el seno de una familia cristiana que de forma muy sencilla me transmitió la fe, me enseñó a llamar a Dios, Padre y a Jesús, amigo. De niño fui monaguillo en mi parroquia y fue de esta forma, en el trato cercano con mi párroco, donde de manera muy tenue empezó a llamarme la atención eso de ser cura. Un día mi cura me hizo una pregunta: «Â¿has pensado ser cura?». A mí esto me decía y no me decía, pero le fui dando vueltas. La verdad es que me llamaba la atención su forma de vivir, siempre entregado a los demás y como esta entrega sin nada a cambio, le llenaba de felicidad. A mí en cambio me daba miedo dar el paso y decidirme.

    Al terminar la EGB, otra vez la misma pregunta, y dije «voy a probar» y entré en el seminario menor. Y ha sido en el seminario (menor y mayor) donde se ha ido aclarando y afianzando mi vocación. Donde por medio de cosas pequeñas, he experimentado la llamada de un Dios tan grande que me quiere para esta misión. Donde día a día me he ido enamorando cada vez más de Jesús y de su Iglesia.

    2. Dificultades y alegrías en mi camino vocacional. Conforme he ido creciendo y teniendo más claro qué es esto de ser cura, surgen algunas dificultades. Me fui dando cuenta que me sentía llamado para una misión que, por decirlo de alguna forma, me desbordaba. Y me hacía la pregunta ¿por qué a mí y no a otro? Iba conociéndome cada vez más y descubría mis limitaciones, me cuestionaba si yo sería capaz de llevar esta misión adelante: en una palabra me daba miedo. Decir sí a esta llamada era decir a la vez no a otras muchas llamadas que se me ofrecían. El coger este camino suponía dejar otros. Pero por medio de acontecimientos, experiencias, la oración, y el hablar con los compañeros y amigos curas, veía que Dios me llamaba, me quería para ser cura. Él ya sabía en quien se había fijado. Me ha ayudado también mucho reflexionar y orar con las vocaciones que aparecen en la Biblia (Moisés, Jeremías, Pedro, etc….).

    He vivido también muchas alegrías en el proceso de formación y en seguimiento a Jesús por este camino. Serían un montón para contarlas. Pero sí puedo decir que he experimentado aquella felicidad de mi cura, que me llamó la atención entregarte a los demás sin esperar nada a cambio. Que yo sólo di un sí, y a mí se me ha dado el ciento por uno.

    3. ¿Para qué quiero ser sacerdote? La razón fundamental por la que quiero ser cura es por Jesús. Porque se ha hecho presente en mi vida, me ha llenado tanto, me ha enamorado de tal forma que le he dicho que sí con todo lo que soy y todo lo que tengo. Y esto para seguir haciéndole presente en medio de este mundo que me ha tocado vivir.

    Voy a ser cura en el nuevo milenio, y esto me ilusiona y me llena de alegría, porque en un tiempo donde parece que Dios sólo se ha quedado para el uso privado, para los de dentro, Él quiere seguir estando presente en el mundo, quiere seguir llegando al hombre para llenar su corazón de felicidad y esperanza.

    Y también anunciar, que en este nuevo milenio, Jesucristo y su mensaje no han pasado, sigue siendo actual. Pararte a reflexionar esto y ser consciente que porque Él ha querido, porque le ha dado la gana, me ha elegido para seguir haciéndole presente en el siglo XXI y entregar mi vida, sirviendo a Dios y a los hombres de este tiempo, me llena de ilusión y de alegría para decirle que «Â¡Â¡sí Señor, yo también!!».

    4. Texto como lema de mi vida. Me ha llamado siempre la atención y he intentado siempre vivirlo, un comentario que hace san Agustín a Jn 21,26: «Â¿Qué otra cosa quiere decir ‘me amas, apacienta mis ovejas’ sino que, si me amas, apacientes mis ovejas no como tuyas sino como mías, buscando en ellas mis intereses y no los tuyos?». Este texto quisiera que fuera el lema de mi ministerio de cura. Quiero hacer realidad en mi vida de pastor este comentario. De esta manera viviré de tal forma, que dejaré a Dios ser el protagonista y no yo, y no seré obstáculo para que la gente con la que voy a caminar pueda encontrarse con el Padre. Esto junto a Mt 10,8: «Lo que habéis recibido gratis, dadlo gratis». Se me ha dado mucho, pero no para guardármelo sino para darlo a los demás, y así puedan sentir la misma dicha que yo siento.

    A meses de ordenarme puedo decir convencido: «Aquí estoy Señor, llévame donde quieras, porque Tú, que me has elegido, no me dejarás»

    Curas del 2000. Secretariado de la Comisión Episcopal de

  11. No entiendo como que recibiste el llamado pero no sabes para que? O sera que sientes el deseo vivo de servir a Dios y no sabes como? A eso tu le llamas «el llamado»? Bueno por que si es asi te dire que vas muy bien , solo te falta esperar.. Esperar a que? pues que Dios te prepare , para lo que El quiere que hagas. Yo y mucha gente pasamos por lo mismo y nos sentimos llenos de deseos de servir pero no sabemos en que. Y ahi lo que pasa es que Dios nos quiere para algo tan grande que aun no estamos preparados para llevarlo a cavo. Las cosas que desees hacer , como leer su palabra, orar , pedir por los necesitadoe etc… Hazlas. Asi es como Dios nos hace crecer espiritualmente en lo que el necesita que maduremos. Si te dan ganas de estudiar en un instituto , hazlo. Aunque no sepas para que, si para ser maestro , evangelista o escribir libros para que otros aprendan cosas de Dios, no se. Se necesitan obreros en toda la obra de Dios , pues la mies es mucha. Sigue orando al Señor y el te dara direccion , pidele que El Espiritu Santo te guie. Dios te bendiga.

  12. Sí.
    Absolutamente.
    Cuando te enemoras vives de alegría en alegría
    Cuando decides servir a Dios también,

    ANTE LA DUDA ::::ABSTENETE

  13. Como bien sabras amigo «los designios del Señor son inescrutables» asi que imaginate la ayuda que te podemos dar:
    ahora si en la actualidad ya sirves a Dios no te preocupes, no tengas prisa, el te ira relevando a su tiempo oportuno cual sera tu destino hacia El.
    ora et labora y ten fe, lo demas se os dara por añadidura.
    Saludos de Venoso

  14. Me gustaría poder enviarte una información que viene hablando de lo que Dios exige de nosotros,escríbeme si la deseas.

    Te dejo un link interesante,que te va ayudar:

  15. Está un tío en la barra del bar y llega el camarero.
    ¿Qué le pongo al señor?.
    Al señor le pone usted dos velas. ¡A mí un tinto!.
    Pues éso, a ver si te sirve de orientación.

  16. El rey David le dijo a su hijo Salomón: «Si tú lo buscas, él se dejará hallar de ti» -1ª Crónicas 28:9-. Si deseamos servir a Dios, él mismo nos dará su guía para q sepamos cómo hacerlo, de la manera o en el puesto, lógicamente, q él vea correcta.

    Si desea más información, por favor, envíeme un email.

    Saludos

  17. Si claro amigo mira si dios realmente te hizo un llamado y tu crees en el y crees que debes hacer todo lo que el te diga entonces no tienes ni que estar preguntando aqui nada solo debes hacerlo y ya!

    Ahora si dios te hizo un llamdo pero no entendiste que queria el que tu hicieras bueno en ese caso hay tres opciones o tu eres muy malo para entenderle a dios o dios es muy malo para comunicarse o dios no te hizo ningun llamdo y tu crees que lo hizo o que le quieres echar la culpa a el de tu falta de decision contigo mismo.

    Asi que lo mejor es que si crees que dios te hizo un llamdo ve con dios y se directo y sincero para decirle que no entendiste bien cual era la orden que si te la puede repetir de manera lenta y clara para que tu puedas escucharla bien y ya no sigas con tanta confusion.

    Suerte

  18. Definitivamenete deberás estar ENTREGADO TOTALMENTE A DIOS, como para sentir esa «intranquilidad» de la que estás haciendo referencia.

    Te confieso que YO TAMBIÉN estoy en «estas», de IGUAL QUE TÚ, con la posible diferencia de que me estoy compenetrando en las vidas de HOMBRES DE DIOS, que de igual manera, fueron llamados al SERVICIO DE DIOS, tales como Noe, José (hijo de Jacob), JOB (especialmente), Moises, David… todos los apóstoles de JESUCRISTO, especialmente SAN PABLO, de quienes si te quisieras enterar, o ya lo sepas, pasaron también SU PROCESO PROPIO de ser «Miembros DE CRISTO».

    Es algo INDESCRIPTIBLE, definitivamente, pero en tus momentos de esta A SOLAS CON DIOS, debes de pedirle que te de DISCERNIMIENTO para saber tú exactamente lo que ÉL quiere de tu vida./ Esto solamente lo podrás lograr y conseguir por medio del ESPÍRITU SANTO, de quien es tomado bíblico y cristianamente como nuestro ABOGADO, CONSOLADOR, GUÍA, MAESTRO… en este tipo de llamado.

    BUSCA y ENCUENTRA ¡¡LA PAZ en tu vida y corazón!!, paras saber exactamente lo que DIOS quiere en este momento de tu vida.

    ¡¡TEN FE!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio